sábado, 15 de marzo de 2014

Viajando en el Tiempo: Análisis - "Sandro Espectacular (1971)" de Sandro de América


 Primero que nada he de agradecer a mi padre quién desde muy chiquito me hizo conocer a semejante artista para poder seguir a día de hoy emocionándome con casi todos sus enormes y únicos trabajos que éste realizó hasta su final.

Es muy difícil describir con detalle todo lo que sobresalía de lo normal de esta persona, pues también es necesario conocer su biografía, escuchar más de su trabajo, su interpretación, su voz, sus letras, con quiénes de su época se le puede asemejar, o cuales fueron sus grandes logros. Con decir que fue el primer argentino y latinoamericano en llegar al Madison Square Garden de Estados Unidos y llenarlo completamente (250 mil espectadores), es ya decir mucho.

Portada del LP de "Sandro Espectacular" (1971)


 Roberto Sánchez, como se llamaba en realidad, fue conocido gloriosamente como Sandro, o Sandro de América para diferenciar su nombre artístico (y con motivos). Le decían comúnmente el 'Elvis' Argentino, o el Gitano, entre tantos motes. Es "de América" puesto que él decidió darse a conocer por todo el continente americano, hizo algún fugaz paso por Europa como España y Portugal. pero por decisión propia de no viajar más allá no se dejó conocer bien mundialmente. Fue pionero y fundador del rock and roll en castellano en Argentina (una de las primeras bandas en sobresalir como Sandro Y Los de Fuego, el cual era una banda de puras versiones de grandes temas rockeros norteamericanos pasadas al español, con un sonido muy similar a The Beatles, y cuyos primeros trabajos empezaron a grabarse entre 1963 hasta 1965).
Sandro y Los de Fuego en un programa de TV
Luego hasta el final de su carrera se convirtió en un baladista romántico solista, sin dejar de lado otros estilos como el rock, el pop de los '70 y '80, y probanado otros como tangos y poemas relatados, entre otros.

El estilo musical del pop nacional que Sandro tenía como solista se le puede comparar con las tallas de Camilo Sesto, Raphael, Palito Ortega o Nino Bravo, otros grandes genios del género musical romántico que le acompañaron, pero en el que este artista salía fuera de las comparaciones como artista propio, se puede decir que él era algo adelantado para su época a decir verdad, pues su propio estilo no tenia similitud con ninguno de estos ni de nadie más que se le pudiera parecer.


 Estuvo participando entre esos años ('70 y principios de los '80) como actor en varias películas nacionales, con momentos musicales típicos de la época para promocionar sus trabajos y engrandecer su protagonismo (especial para sus fans) y tuvo su propio programa de televisión en los '90. En otra entrada profundizaré más sobre su filmografía.

Tras esta 'pequeña' introducción en la que pronto comentaré más detalles sobre este singular artista, y daré algunas recomendaciones personales, vamos a dar un salto sobre el álbum que sacó en el año 1971, llamado "Sandro Espectacular".

Tengo que decir que vengo escuchando la versión CD remasterizada, para escuchar claros detalles de todo, no solo la enorme presencia de la voz, letra de Sandro y O. Anderle, y su interpretación, si no también dar importancia al enorme trabajo musical de la Orquesta de Jorge Leone y sus "acompañamientos de guitarra". Me interesaría poder conocer mucho más datos de todo el trabajo que hubo detrás, pues ayudaría a saber como fue todo el proyecto y el manejo de la grabación de todo el álbum, en su originalidad, LP que fue antes, para crear tales obras de arte.

Según anduve investigando, toda la dirección orquestal de su música y anteriores trabajos, provenía del gran Jorge López Ruiz, hasta que en Sandro Espectacular, estrenaba un nuevo director, y que para mí, fue (sin desprestigiar a López Ruiz) una gran elección.

 La mayoría de las preciosas sinfonías y sus bandas, incluían melodías tan bien trabajadas que transmitían correctamente la idea y la situación en la que nuestro artista estaba interpretando. Cualquiera que conozca la canción, con tan solo oír la primera nota, ya reconoce qué tema se va a interpretar. Si comenzaban la idea con acordes y armonías alegres o tristes, cuando las letras (factor importantísimo en la composición sobre este artista con su compañero O. Anderle) parece dictar lo contrario, enseguida evolucionaba y se adaptaban a la situación durante momentos en los que los estribillos lo requerían y también durante el transcurso de toda la canción, facilitando aún más esa magia que ya poseía Sandro para interpretar toda una historia en sus letras, con una voz muy bien trabajada y una actuación muy propia y original.

 Pasemos a analizar directamente los temas que contiene dicho álbum:

1.- Tu Poesía Y Mi Amor:


Comienza con el plato más fuerte. La orquesta abre con una hermosa melodía como introducción sinfónica y una melodía de viento que te abre las puertas a un mundo dulce, precioso y muy personal con el transcurso de la melodía. Desde el primer momento sabes que te vas a encontrar con una ambientación muy profunda, elegante, e íntima de ensueño. Silencio... y enseguida se oye desde el primer pico de sonido, la presencia de ese "Cierra el ventanal..." en que Sandro ya hace identificar a todo aquel (Y a sus fans imagino entre sus gritos de locura e idolatría) que les regalará un momento íntimo, dulce, sensual, lleno de amor y muy, muy poético, el título no podía ser más perfecto. Una letra que desde el vamos, cautiva hasta al ser más romántico y ya deseas ser aquel caballero de la historia que quiere regalarle una noche única y personal a su amada, con descripciones muy suaves y sutiles, tan naturales de lo que podría ser una noche tan perfecta, sin luz, endulzada y protegida por él, que a más de una apasionada desea siempre que el transcurso del tiempo nunca exista para disfrutarlo por siempre.

 Mientras Sandro interpreta magníficamente su papel, en la Orquesta nace la importancia en los golpes de percusión y la única melodía que se oye en compañía, un arpa y un bajo para ambientar una noche tranquila y solitaria en pareja hasta romper con ese estribillo musical que vienen a ser los instrumentos aparecidos en la introducción. En mitad de la impresionante y sencilla interpretación de Sandro, conforme avanza entre proposiciones bonitas y promesas hacia la misteriosa amada, la orquesta va 'in crescendo' con guitarras que acompasan y suben el ritmo para que te invite a imaginar más profundamente y con toda libertad qué más pasión puede estar brotando en esta historia. Sin embargo, el trabajo de Sandro y O. Anderle en su letra va más allá y se alían con el tiempo para llegar con elegancia a la conclusión final.

 En el clímax más alto, de repente, la batería hecha un redoble que frena y deja a las cuerdas solas para volver al ritmo inicial, suave y lenta,... hasta abrir un segundo silencio que concluye con la última estrofa. Se oye un "Abre el ventanal..." indicando el fin de la función y dejar paso la gratitud y el recordar de toda una velada llena de pasión amorosa regalada, finalizando la orquesta con su constante estribillo que se convierte en la etiqueta de este tema, y un Sandro con una voz ya más enérgica y potentemente trabajada repitiendo una y otra vez "...como amaste, mujer." hasta que el tema se fuese apagando. Sin dudas un tema muy profundo que enamoraría a cualquiera.
 
2.- Otra Como Tú:


No podía ser más, y en este tema Sandro propone imaginar un hecho que debería ser imposible para alguien que realmente ama con toda sinceridad a una persona. Describe y justifica con fuerza a aquella típica frase de "No hay otra como tú", y le otorga fuertemente un auténtico significado, eliminando todo hueco vacío que pueda quedar. En este tema, letra de Sandro y O. Anderle, nos invita a imaginar y pasear por una historia sobre qué pasaría si realmente existiese esta hipotética situación, y qué pensaría de ello, qué haría, cómo se comportaría, y qué pensaría de ello.

 La orquesta de manera brillante comienza con una melodía que desde el principio ya declara que ésta sería durante todo el transcurso de la canción gran parte del total del tema, es un estribillo que se repite siempre y cuando sea el momento oportuno de aparecer, que ambienta este tema de manera correcta mientras paralelamente continúa con orden el dictado que nos cuenta y canta dulcemente Sandro.

 Aquí la banda aparece con más presencia y marca el ritmo ideal de la canción para transmitir mejor cada situación y la sensación que se imagina Sandro sobre cada hecho en que si tuviera alguien igual que ella. Sandro nos canta y describe miles de pensamientos, justificaciones, cómo actuaría ante otra persona que se pudiese encontrar en su vida, qué haría y como la trataría. ¿El final? Sencillo y alto y claro, en medio de un silencio largo... "Si yo tuviera alguna otra como tú... me mataría". Se juzga mejor escuchando toda la letra al completo, para entender su manera de actuar ante cada 'quizás podría ocurrir', especulando el momento, para comprender la razón de esta inevitable y noble conclusión. Fantástico.

3.- Dame El Fuego De Tu Amor: 


Para comprender bien este tema, pegadizo para muchos, a pesar de la época en el que está compuesto y que a muchos a día de hoy les pueda mas bien chocar cómicamente el estilo musical de este tema y de todo lo que se escuchaba en esa época, hay que decir que éste claramente fue hecho para comercializarse dentro en la música industrial de los años 70 en Argentina, para su propaganda y también para ponernos a todos a bailar, claro está. Pues a Sandro le encantaba que su público se moviese con él, los manejaba como quería, si quería hacerlos enamorar, los dos temas anteriores son un claro referente a su enorme repertorio, si quería hacerlos llorar, también lo conseguía, y si quería de repente hacerlos mover de sus asientos, alegrar y ejercitar un poco el cuerpo, él contagiaba y los llevaba como marionetas durante su show.

 Por eso este tema, pega un cambio con más ritmo y dentro de lo orquestal y musical, algo más propio de esa época de la música industrial, ese estilo que hoy día resulta obsoleto y mucho menos atractivo al público general. Mientras el espíritu rockero de Sandro se asoma por un costado, a quienes preguntasen sobre este tema, seguro que sabrían decir quién es el que lo interpretaba, pues se convirtió en otro de sus grandes éxitos de oro más conocidos. No cabe duda de que el estribillo de "Dame el fuego, dame, dame el fuego" es pegadizo por sus constantes repeticiones y la intención era simplemente la de liberar un poco de tensión y hacer bailar y divertir a su público. Seguro que después de escucharlo se te escapa algún que otro tarareo de esta canción.

 Una curiosidad sobre este tema, y es que especulo que la intención de éste, hablando en estilo musical algo más moderna, fue para ser creado más cercano al más puro estilo Rock & roll, y para comprender lo que digo se puede escuchar versiones que lo justifican como el del grupo punk de Ataque 77 en un disco homenaje a Sandro (Tributo a Sandro - Un Disco de Rock [1999]).

 Y otro detalle, aunque menor, en el disco de Sandro de 2004 (Amor Gitano), se reversiona este tema; se oye a un Sandro mucho más limitado por la edad y sus problemas de salud, pero nos demuestra que el espíritu rockero en él nunca se perdió. Aunque el estilo musical del tema todavía no se acerca apenas a lo que sería puramente rock, se oye en él cierta intención en su interpretación introductoria del mismo tema.

4.- Tu Espalda Y Tu Cabello:


Como dije previamente, a Sandro le gustaba hacer abarcar al público todos los sentimientos que pudiese emanar una balada romántica. En este caso el tema esta centrado en una escena triste, desolada, y la historia que aquí nos cuenta se junta y juega con lo metafórico desde el principio.

La introducción de la orquesta musical no se si es la más acertada, ya que la melodía transcurre por un ambiente en escala mayor, causando una sensación introductoria más alegre pero te engaña al dar pie a Sandro cuando sorpresivamente nos comienza así : "En mi café... moría poco a poco...". La orquesta enseguida se acomoda y crea una atmósfera más triste, bajando entre semitonos, para luego dar múltiples y formidables saltos melódicos que acompañan más fielmente todo el triste y corto relato cantado por Sandro.

 La intención del tema es sencillo pero con un toque algo más impactante, aquí se centran más en el juego de palabras y en describir un momento vital que poco más se puede decir de él; ese terrible hecho sin marcha atrás en la que definitivamente perdió y rompió con su chica, a saber por qué y cómo, ya que se centra en los sentimientos perdidos y rotos dentro de su cabeza, sus recuerdos, totalmente arrepentido, todo aquello mientras simplemente va tomándose un café. La voz rota de Sandro y la orquesta bailan y rompen con fuerza con la metáfora y la realidad, comparando el hecho de cuando la chica le tocó irse como cuando se van los sueños al despertarse. Un tema triste, corto y con un final directo y formidable llevado por la interpretación de Sandro y la orquesta. Cayendo una vez más en la realidad, concluye el artista así: "Y vi partir tu espalda y tu cabello... y no hay mas café,... ya se que te he perdido". ¡Todos a llorar!

5.- Si Tú Te Vas: 


Es un tema a la que me gustaría denominarlo como un tema "juguetón". Sandro a menudo se disfraza de un galán mujeriego, de alguien con un corazón fuerte, despreocupado y ganador, y el estilo del tema tiene tintes de toques claramente de blues y rock en el piano, un ritmo pegadizo a bajo y batería que incita bailarlo y la presencia de las trompetas y solos de viento que le dan esa fuerza fundamental al tema y un ambiente distinto a la que Sandro actúa y sobresale de manera espectacular. La historia que nos cuenta es casi, irónicamente, la misma que le anterior tema del álbum, pero visto desde otra perspectiva y personalidad. Los detalles de las risas de Sandro da a sobreentender que nada le preocupa ni le duele y al contrario, esa situación ya le es familiar y le causa mucha comicidad el asunto, sabe que aunque su chica se fue, seguro que volverá, pues además, otras veces ya les pasó. Mientras, justifica que él la quiere con todas sus fuerzas e insinuando que es ella la que se equivoca. No cabe duda de que el tema también es muy pegadizo y contagia toda el positivismo que interpreta y canta Sandro de manera sobresaliente.

6.- Es El Amante: 


Este tema tiene mucha historia por parte de Sandro y queda confirmada en diversas entrevistas en las que se le dio.

Por empezar, es un relato poético. Largo, acompañado por una guitarra flamenca. Y que además, fue grabado en directo, en un concierto y lo añadieron este tema en medio del álbum, convirtiéndose en el tema más novedoso de todo el contenido del álbum, aún si alguno de los otros temas lo eran ya.

El relato, bastante largo, trata sobre un amante en primera persona que se despide y corta con la mujer que ya tiene su marido, y explica los motivos del destino que les puede venir si terminan ellos viviendo juntos. Es sin dudar algunas digno de escuchar hasta el final.

 La curiosidad de este tema, es que Sandro en esta misma grabación confirma que tuvo un error y se saltó literalmente un par de estrofas, hasta que en una entrevista años más tarde, él relató ese fragmento faltante, resolviendo el misterio y la anécdota.

7.- Sus Ojos Se Cerraron:


Una versión sublime de un grandísimo tema de Tango, de nada mas y menos que del mítico Carlos Gardel.

 Es otra joya inmensa, la decisión de la orquesta en cada nota, los coros que parecen transformarse en coros de ángeles de un respetado funeral, unas suaves percusiones, los instrumentos de cuerda creando una sinfonía que trasmite y te hace viajar a través de esta vieja y triste historia, que, comparado con el tango original, decidieron hacer unos compases más lentos, dejando al maestro inspirar y transmitir entre una voz rota y tensa, y al a vez de contador de cuentos, para dejarnos llevar hacia lo mas profundo de ese triste sentimiento que esta historia nos cuenta.

 Si esperas un tango en este tema, no lo vas a encontrar, pero la versión orquestada y cantada por Sandro es por mucho la mejor versión que pueda existir de este tema. Increíble.

8.- Cómo Te Diré: 


Y volvemos a otro de sus mejores éxitos, una canción que rara vez dejó de incluirlo en su repertorio con cada show que Sandro hacía.

 La introducción es un recurso un tanto confuso porque la apertura de éste es un tanto alegre, pero no desentona en absoluto con lo que Sandro dispone a relatar en esta canción. Es más, yo lo entiendo así: Actúa como presentación del inicio de una gran película, de esas que necesitan una estructura musical atractiva para la marca que lo patrocina, y así sumergirte en lo que va a ser realmente el comienzo de la proyección.

 Y así comienza alto y claro "Cómo te diré...", y enseguida te das cuenta que aquí Sandro y O. Anderle prepararon y trabajaron una letra de gran calidad. Trae frases muy interesantes, que para un simple escritor de versos puede sonarle muy sencillo, pero ojo, son complejas a la hora de crearlo y encajarlo correctamente en una canción, hay que tenerlo muy claro para crear estas frases tan buenas que van de la mano de la metáfora, lo claro y lo directo, para una sola cosa que realmente quiere decir toda la canción.

 Incluso cuando llega al estribillo, por si la que tiene que recibir este mensaje es algo corta de mente y no se entera: "¡Que ya no quiero más saber de ti!". Y pasan casos que la inquilina insiste seguir o esquivar por mas que lo ha perdido todo, y no comprende ni así de claro el mensaje...

 Así pues, Sandro nos interpreta otro caso muy común en un momento vital en la que una pareja no va más y alguien tiene que dictar y dar paso hacia un nuevo camino. Frases a destacar en momentos como "El vino estimulante del deseo se acabó", "El pájaro de sueños que tuvimos ya voló", "Que la mortaja del recuerdo me probé, que ya en la tumba del pasado me acosté...", son signos de grandeza literaria.

Una versión en directo que vale la pena ver:



9.- Déjalo Ya: 


Aquí entramos en otro tema que nos hace recordar de nuevo que estamos ante un trabajo musical que ya quedó viejo, que se trata de una época distinta en el pop y la industria nacional en la que trabajaban los grandes artistas de ésta época y era lo que se vendía y se trasmitía. Así que dejando esas comparativas de la actualidad de lado, podemos decir que es un tema muy bien elaborado, con toques de guitarras cercanas al country. Al parecer no se comercializó tanto como otros que lo hicieron llevar a la cima del éxito. Sin embargo, lo que sobresale realmente de este tema, es mirando el trabajo en la voz de Sandro, y de nuevo, en la composición de la letra de este artista y su compañero O. Anderle.

 Mientras a su público los hacia bailar, nos va relatando en constante misterio qué es lo que esta persona debe dejar si no tiene sumo cuidado. Efectivamente, al final, en sus pocos estribillos, vemos a un Sandro en un rango vocal todavía más arriba del normal, para poder finalizar bien alto el mensaje, "Ten cuidado mujer, porque es mi corazón".

10.- Porque Es Amor Y Mucho Más:


Describir la intensidad y la calidad que hay detrás del total de toda esta composición no me es en absoluto nada fácil.

 ¿Cómo lograr una melodía sumamente sencilla a piano para que se te erice enseguida la piel? Aquí tenemos una prueba clara de ella. La introducción de las notas simples a piano solo, mientras un bajo le da el golpe y la sinfonía que lo acompaña le da más fuerza, hace que sea inevitable que cortes de lleno y cambies de canal en la lista de temas sin al menos oírlo hasta el final. Pero no acaba ahí.

 De repente como si de un mago ágil se tratara, como si estuviésemos claramente de frente en un teatro renacentista, aparece Sandro relatando y a medio cantar miles de versos intensos, enérgicos y hermosos que hacen justificar este título durante toda la canción, y a la vez, toda la orquesta de fondo y un piano bailando como un arpa, que se mantiene bien presente, demostrando que la belleza musical no solo está en la sencillez del principio, y que el acompañamiento de toda la sinfonía del fondo hace crear una atmósfera ya de película, en la que Sandro interpreta de manera genial y ya sumergido en todo su papel, mientras va largando cada una de sus palabras, alternando relato con canto, haciendo desaparecer cualquier indicio de monotonía. Desde luego, el trabajo de las cuerdas sinfónicas durante todo este tema es sin duda un trabajo de alta clase de la élite musical.

 Para la mujer romántica y enamorada, esta canción le hace desear que sea su propia pareja quien sea que esté detrás de las palabras de Sandro, interpretándoselo suavemente en sus oídos y así lograr trasmitir palabra por palabra lo que puede significar el amor mutuo entre ellos, hasta que finalmente la haga emocionar al punto de comprender que todos esos sentimientos van mas allá del valor, del dolor y las circunstancias. Otra obra increíble.

11.- Yo Soy Gitano: 


Esta canción viene a ser parte de la promoción de su película "Embrujo de Amor (1971)" con quien trabajó, entre grandes actores argentinos, con la actriz española Carmen Sevilla. Canción que en la industria de la época es otro de los pilares que lo llevó a mantenerse en la cima de los grandes éxitos y que también formó parte de su repertorio de éxito y de sus shows, así que se incluyó en el álbum.



 Sin mal interpretar el por qué Sandro se autodenomina ''gitano'' (ya que data de una película), se sabe que Sandro tuvo un abuelo paterno de ascendencia húngara en la que por ello Sandro adoptó y usó el sobrenombre de artista Gitano. Por ello le gustaba interpretar algún que otro papel más como gitano, como en la película de drama "Gitano (1970)" en la que también es protagonista, o en sus últimos trabajos en el teatro con la que luego le sacó un último álbum como cantautor, llamado "Amor Gitano" en 2004.



12.- Si Este Amor Se Va: 


Un tema que dentro de todos los que hay en el álbum puede ser uno de los más desconocidos de sus trabajos en general.

 Sin embargo me parece otra enorme obra que sirve para finalizar y cerrar un álbum formidable y a veces de variantes estilos, un trabajo sencillamente estupendo, donde sobresale en calidad sobretodo las baladas románticas de éste, sin ninguna otra duda.

 La introducción orquestal de este tema, tiene una ejecución muy prometedora y no engaña, crea un pequeño halo de misterio de lo que se está por venir, ese qué nos va a contar Sandro, con qué nos vendrá para cerrar el título de éste álbum.

 Los golpes fuertes de bajo, y otras percusiones y vientos que adornan la situación y el entorno, hace mejor llevadero el nuevo relato en la que Sandro nos cantará, mientras los compositores de la letra, de nuevo Sandro y O. Anderle, nos deja aquí un mensaje correcto y difícil para muchos por desgracia, en una triste situación, pues se nos presenta casi otra vez una escena en la que el amor de una pareja está por romper, pero centrado en los pensamientos en la que un hombre sabe que no habrá vuelta atrás cuando llegue el momento, que resiste todas las malas que le da su pareja, aún sabiendo que no es él el culpable, para rematar finalmente que, después de todas las cosas en la que su pareja le dio siempre la espalda, y ella finalmente decida irse de su vida, el pobre muchacho elige irse con el amor, rompiendo un lazo entre lo que normalmente se relaciona ella y el amor como lo mismo, y al final terminan siendo dos entes que se han separado; ella por un lado, y el amor, por el otro.


-o-


 Este álbum fue el último de la colección de toda su discografía que se remasterizó actualmente desde sus primeros trabajos (desde 1963 hasta 1971), al menos en Argentina, que se puedan conseguir  más fácilmente en CD de calidad de audio, incluyendo las recopilaciones más actuales de sus mejores éxitos, en las que algunos temas inéditos también fueron partes del repertorio de sus películas y otros singles sueltos que no formaron parte de ninguno de sus álbumes oficiales.

 En este caso y año del análisis de éste álbum (1971), Sandro había sacado dos películas "Siempre te Amaré" y "Embrujo de Amor", donde parte de los repertorios y temas musicales que allí aparecieron, no formaron parte de ningún otro álbum oficial, sencillamente apareciendo como tema extra de alguno de sus recopilatorios de sus grandes éxitos que se lanzaron durante aquellos años, ideal para los mejores coleccionistas.

 Esos temas que quedaron sueltos y que aún así se hicieron muy conocidos por sus películas y conciertos, fueron algunos tan ENORMES como uno de sus éxitos "Noche de amantes" de la película Siempre Te Amaré:


 Y otras obras de arte menos conocido pero de GRAN calidad artística como "Con Tanto Amor" y "Como Romeo y Julieta" de la película Embrujo de Amor.

 Ignoro todavía por qué aún, después de su muerte, no se han seguido remasterizando en colección con esta calidad los siguientes álbumes y trabajos que siguió sacando Sandro desde 1972 hasta 1988. Tengo conocimiento que efectivamente existen algunos de ellos en formato CD, pero la mayoría aparecen en otros países latinos, en diferentes versiones, e incluso título de álbum, sin la equivalente calidad (Quizás porque más jugo ya no se podía sacar a tan viejas grabaciones de aquellos estudios).

 Estos, incluyendo el álbum de 1990, seguían formando parte de los Long Plays y la evolución al CD. Hay que tener en cuenta que su discográfica es enorme, y acaba hasta su último trabajo en 2006.

Señoras y señores, este es Sandro de América.


-o-

¡Esto es todo por ahora!

 De parte de mi música personal, seguiré puliendo y haciendo mis trabajos y espero que pronto pueda empezar a ir subiendo poco a poco nuevas de mis versiones y composiciones musicales, así como nuevas entradas al blog y alguna que otra sorpresa más.

 Un abrazo y un saludo especial a todos los fanáticos de Sandro como yo, que he tratado de informarme lo más que pude para analizar con todo el cariño y fidelidad posible uno de sus múltiples grandes trabajos de este enorme artista del que me inspira tanto aquí desde España.

Yair E. Merip



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido y gracias por tu comentario